El secreto del éxito está en la perseverancia

La vocación de Luis Sans por la empresa se cuece a una temprana edad, con menos de 30 años se incorpora al Grupo Cencla, empresa dedicada al marketing directo, tras responsabilizarse de la organización y proyectar su negocio con entusiasmo consigue facturar más de 57 millones de Euros. A la edad de 45 años ya ha dirigido distintas empresas de talante nacional; Vitaldent o el Grupo Intereconomía son algunos ejemplos de un hombre cuya trayectoria que parece no pasar inadvertida para los grandes headhunters.

Luis Sans es un gran gestor con habilidades en la resolución de problemas y conocimientos de los sectores a los que se dirige. Pero es, ante todo, un integrador de ideas y tendencias que sabe persistir en aquellas ideas que considera viables. Dirigir una organización supone gestionar un conjunto de aspectos y responsabilidades, la perseverancia es sin duda una de las más importantes.